Que no te den gato por liebre

Ya en el año 2007, una investigación realizada por el entonces ICR  – Instituto Central de la Restauración (Italia) – 22 de los morteros similares analizados, los más populares en el mercado, que pertenecen a la categoría de productos calificados como “deshumidificador a base de cal”,  revelaron muchas discrepancias entre los componentes de la mezcla que se declaraban en envases y fichas técnicas y las cantidades realmente presentes en el mortero, y las que no se declaraban, entre otros, por ejemplo, el empleo de cemento gris y blanco.

Mientras en la cocina se vuelve a la elaboración casera y se hace moratoria de las comidas pre-cocinadas, los que participan en la restauración y la industria de la construcción harían bien en recordar las “viejas recetas de pie de obra” siempre muy válidas, y volver a hacer morteros, según la tradición, con áridos seleccionados y cal de productores de confianza, la única  ‘garantizada’ por siglos de uso.

 

Foto:Reparación de fisura con mortero de cemento, diferente a los originales de cal. La utilización de mortero de cemento provocaba la aparición de eflorescencias.

 

Share this post



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *